Hoffman

Ante la amenaza de Florence, gobernador declara estado de emergencia en todo Carolina del Sur

Columbia(Sábado, 8 de septiembre, 2:30 p.m.). –  En una conferencia de prensa, el gobernador de Carolina del Sur, Henry Mc Master, emitió una orden ejecutiva, declarando todo el estado de Carolina del Sur en estado de emergencia.

El gobernador estuvo rodeados de ejecutivos y oficiales de la División de Administración de Emergencias del SC, ha instado a los habitantes de Carolina del Sur a prepararse para la posibilidad de impacto en todo el estado  del huracán Florence. La orden ejecutiva permite a todas las agencias estatales coordinar recursos en preparación para el huracán Florence.

“Esta tormenta es demasiado poderosa y su camino es demasiado incierto para arriesgarse”, dijo McMaster. “Estamos movilizando los recursos del estado para asegurarnos de que estamos preparados, y la gente de Carolina del Sur no debe dudar en prepararse para la posibilidad de que un huracán afecte a nuestra costa”. Dijo el gobernador Mc Master.

Los miembros del Equipo de Respuesta a Emergencias (SERT) del estado comenzarán a revisar los planes y notificar al personal de respuesta si es necesario. El Gobernador McMaster y la Directora de SCEMD, Kim Stenson, continuarán realizando teleconferencias con los gerentes de emergencias del condado, las agencias de SERT y las oficinas locales del Servicio Meteorológico Nacional. Las agencias en estas llamadas de coordinación comparten información y discuten planes de emergencia antes de cualquier respuesta a la tormenta.

“Si experimentó el huracán Irma el año pasado, el huracán Matthew en 2016 o incluso el Diluvio en 2015: piense en todos los suministros que no tenía o medidas de seguridad que no tuvo tiempo de implementar”, dijo Stenson. “Ahora es el momento de asegurarse de tener todo lo que pueda necesitar: verifique sus suministros de emergencia, prepare su hogar y su propiedad y tenga un plan de adónde irá si el peor de los casos se convierte en realidad”.

Las personas en áreas potencialmente vulnerables deben revisar los planes de seguridad personal, que incluyen:

 – Conozca su zona de evacuación de huracanes: si la evacuación es necesaria, la zona de evacuación costera transmitirá la información a los residentes. Los residentes pueden ubicar su zona visitando scemd.org, descargando la aplicación móvil SC Emergency Manager y remitiéndose a la Guía 2018 S.C. Hurricane.

Prepárese para evacuar si así lo ordena: Los residentes que viven en áreas vulnerables y aquellos que viven en casas rodantes que se encuentran en el camino de la tormenta deben planificar su evacuación ahora. Familiarícese con las rutas de evacuación, que están marcadas con signos especiales. Las opciones incluyen: un hotel, motel o casa de un amigo que se encuentra fuera del área vulnerable o un refugio de la Cruz Roja Americana. Los hoteles y moteles se llenan rápidamente y las evacuaciones “fuera del condado” toman tiempo.

Combustible de autos, guarde los suministros en los vehículos, asegure documentos importantes: si la tormenta se acerca a Carolina del Sur, las personas y las familias deben llenar sus autos con gasolina. Los mapas de carreteras, bocadillos no perecederos, un botiquín de primeros auxilios que incluye un suministro de medicamentos recetados de su familia y artículos de conveniencia deben estar disponibles en el automóvil. Asegure documentos importantes en empaques impermeables.

Obtener suministros para proteger el hogar:si se ordena a los residentes evacuar, habrá poco tiempo para proteger sus hogares de la tormenta. Los suministros de embarque tales como madera y persianas deben comprarse con anticipación. Haga planes para limpiar la propiedad de muebles y escombros al aire libre que dañarían la casa durante un huracán.

Considere la seguridad de las mascotas:No se permiten mascotas en los refugios de la Cruz Roja. Las personas y las familias deben planificar el alojamiento de mascotas con veterinarios, perreras u otras instalaciones en áreas no vulnerables. Identificación y etiquetas de la rabia deben adjuntarse a los collares de las mascotas.

Hoffman